UPyD, lejos de condenar la actitud de Gamonal, se abalanza contra David Pérez

Como os conté en mi anterior post, las siglas del partido UPyD, en Alcorcón, parece que han adquirido un nuevo significado: el del Populismo y la Demagogia.

Su representante y portavoz, Jesús Gamonal, lleva un año (desde que recibió su acta de concejal) sin aparecer por el despacho que le fue asignado en Alcorcón para escuchar y atender a los vecinos. A pesar de este absentismo laboral de primer orden y grado en la escala de la desfachatez política, Gamonal sigue cobrando sus más de  72.000 euros anuales pagados por los vecinos de Alcorcón. Vecinos que, como os he dicho, encontraran las puertas de su despacho cerradas si quieren ir a ver a Gamonal. Ni está, ni se le espera.

La situación es de aupa y denunciarla no es sólo una necesidad, es una obligación para con una ciudadanía harta (y con razón) de estos especímenes de la clase política española. Durante estos días así lo ha hecho nuestro Alcalde, David Pérez, quien no ha escatimado esfuerzos a la hora de denunciar la inmoralidad del representante de un Partido conocido en Alcorcón por autodenominarse protector del ciudadano.

Tanta culpa tiene el que lo hace, como el que sabiéndolo no hace nada. Pero es que UPyD no sólo sabía de la situación de Gamonal y de como hacía del absentismo su forma de trabajo para con los vecinos de Alcorcón. UPyD ha ido más allá: UPyD, actualmente, se está dedicando a defender a muerte la actitud de Gamonal. Por lo que ya, una conducta personal irresponsable pasa a convertirse en toda una irresponsabilidad de un partido político que dice haber nacido para defender las necesidades del ciudadano común. Habrá que preguntarle a ese ciudadano común, que piensa de la “propina” que le estamos dando a Gamonal. Con actos como estos UPyD (Populismo y Demagogia) ya no engaña a nadie.

Autoeregidos como docentes de la democracia, del sentir ciudadano y de lo que este hay que darle, dan lecciones de este calibre. De democracia, sí. Pero de la democracia basada en el populismo y en la demagogia para engañar a un pueblo del que te dices representante.

Apoyar la actitud de un concejal de su formación que lleva un año sin asistir al despacho que se le ha concedido para que atienda y trabaje por los vecinos, ya no es sólo una total indecencia. Es algo más: es todo un atentado contra el DERECHO de una población a tener unos políticos dignos y responsables. El derecho de los ciudadanos a ser respetados.

Anuncios

Publicado el 03/08/2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: